Tuesday, January 5, 2010

JUANITA: “LA DESAFECTO AL PROCESO REVOLUCIONARIO”, SE QUEDO SIN TELEFONO



JUANITA: “LA DESAFECTO AL PROCESO REVOLUCIONARIO”, SE QUEDO SIN TELÉFONO.
Corrían los días agitados del verano del 94 y Juanita junto a tantos otros cubanos se disponían salir del país en Balsa, en Tabla, en palangana; en lo que apareciera; la cuestión era salir de la Isla, por aquel entonces el propio gobierno abrió las fronteras cuando la olla de presión comenzó a ebullir.

Juanita, graduada de estudios superiores, en aquel entonces trabajaba para una entidad perteneciente al Ministerio de Educación.

En su apto en Alamar comienza el proyecto de construcción de una barcaza rustica y para ello utilizo las puertas de los closets y de los cuartos y junto a otros amigos se lanzan a la mar. Como a las 9 millas se regresan por que comenzó a tener problemas la barcaza y en la orilla de la Costa Alamareña realizaron las reparaciones necesarias, corrían las horas y pronto darían la orden del cierre de la frontera, cuando se disponen salir nuevamente un joven les suplica llorando que por favor lo llevaran, a tanto insistir lo montan y cuando iban a unas 7 millas el joven comenzó con ataque de pánico, los miembros de la barcaza deciden regresarse para dejar al joven en tierra firme, una vez que llegan a tierra, para mala suerte del grupo ,cierran las fronteras.


Culminaba el mes de Agosto del 94 y comenzaban las clases y Juanita se incorpora a trabajar, a los pocos días es llamada a la Dirección del centro y le manifiestan que a partir de ese día se quedaba sin trabajo. Juanita había sido delatada por la indiscreción de un joven que conoció de sus planes de salida del país, Juanita comenzó a convertirse “Desafecta al proceso Revolucionario”, así la nombraban cada vez que iba a buscar trabajo.

Juanita fue la "peste del Barrio" (creo que aun para algunos lo es)

Las personas para no buscarse problemas evitaban encuentros con la desafecta.

El gobierno hizo todo lo posible, para dejar en la calle a Juanita, de hecho le pusieron un sello clausurando su apto, pero la valentía de Juanita fue tanta, que rompió el sello y con machete en mano defendió su apto y hasta el día de hoy, aun reside en su apto.

Después de 15 anos de aquellos sucesos, Juanita continua “tratando de subsistir”

El pasado año comenzó en la Zona12 de Alamar, un proyecto de telefonía con tecnología China y construyeron una Planta telefónica, ubicada próximo al supermercado de la zona 12. Según el proyecto; que fue explicado a todos los vecinos del barrio; se iban a priorizar las zonas 12, 13 y 14 y supuestamente tenía capacidad para más de 1000 líneas particulares (Red Fija). Juanita hizo su solicitud y en su actual trabajo, le ayudan para obtener una carta explicando la necesidad que ella posee y en el mes de diciembre del 2009 le habían comunicado que seria una de las primeras en su edificio en obtener el dichoso teléfono, incluso le entregaron hasta el posible # del teléfono.

Juanita no tenia mucho que comer en las pasadas navidades y en las celebraciones del nuevo año, pero albergaba la alegría de poder contar con un teléfono que le permitiría mantenerse comunicada con el resto del mundo. Juanita jamás pensó que las puertas que faltan en su apto y que utilizo para construir la nave que la conduciría a la libertad, volverían a su memoria cuando en una reunión del CDR le plantearon que en el 94 ella intento abandonar el país y que por lo tanto Los desafectos a la revolución no tienen derecho a recibir teléfono.


Juanita empezó el 2010 como un “gollejo masticado de mandarina”. Lleva 15 años sin puertas en su apto, sin poder trabajar profesionalmente con su titulo, sin salir de país, humillada por “algunos fanáticos al proceso” y ahora sin la posibilidad de adquirir un teléfono.
Juanita no entiende como es posible que pueda cargar con una marca ó culpa, máximo cuando el propio gobierno fue quien abrió las fronteras para que todo aquel que deseara irse lo hiciera, le vienen a la mente la historia de los judíos cuando fueron marcados por los Alemanes Fascista, son muchas las ideas que le llenan su memoria…

Juanita comprende que si para tener un teléfono en su apto hay que chivatear al vecino, vivirá sin teléfono por que ella no entiende de eso.

Es posible que Juanita sea solo un ejemplo de miles de Juanitas y Juanitos que existen en nuestra isla.

Esperemos que el 2010 sea un año decisivo, donde todos los Juanitos puedan tener en un futuro no lejano, un teléfono en su casa, y que puedan hablar con el mundo entero, además tengan computadoras y conexión a Internet y puedan leer sus historias, nuestras historias y que sean ellos quienes también las escriban para las generaciones venideras.

Así es como analizo el mundo que nos rodea.

Los exhorto a todos ser cada día mejores seres humanos.

Lázaro Daniel5 de Enero del 2010