Monday, August 2, 2010

CHILE TIENDE SU MANO A JUAN JUAN ALMEIDA

                       Foto portada del libro de Juan Juan Almeida

Cancillería y senador DC gestionan asilo de emblemático disidente cubano


Juan Juan Almeida, hijo del legendario comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, podría venir a Chile. El senador Patricio Walker pedirá al canciller Alfredo Moreno que solicite la mediación de su par español, Miguel Ángel Moratinos. Cancillería ha estado en contacto con la familia en Miami del abogado cubano, quien sufre una enfermedad degenerativa.

por Carlos Vergara

Conmovido por la historia personal del disidente cubano Juan Juan Almeida, el senador Patricio Walker (DC) hizo esta semana diversas gestiones para que el gobierno de Sebastián Piñera le ofrezca asilo político en Chile.

Tras ser contactado por la hija de Almeida, Indira Omana, el parlamentario solicitó información sobre el abogado cubano al secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y también pidió a Cancillería hacer las gestiones pertinentes para conseguir su salida de Cuba por razones humanitarias.

Almeida, hijo del fallecido y legendario Juan Almeida Bosque -tercero en el régimen de la isla, sólo por detrás de los hermanos Castro-, sufre de un extraño mal llamado espondilitis anquilósate, enfermedad degenerativa para la que no existe tratamiento en Cuba y la cual controló hasta 2003 con sucesivos viajes a Bélgica.

Desde ese año, sin embargo, tras una serie de críticas al régimen, se le prohibió la salida de la isla. Fue en ese tiempo cuando conoció y se hizo muy amigo del ex gerente de aeropuertos de Lan Chile, Rubén Céspedes, quien le comentó de su caso a su profesor de Derecho y entonces diputado Julio Dittborn. Este, junto a Iván Moreira, hicieron gestiones con el canciller Mariano Fernández, sin mayor suerte.

La situación de Almeida empeoró. Poco ayudó la publicación de un irónico y crítico libro autobiográfico de su autoría (Memorias de un guerrillero cubano desconocido), el cual ilustró con una curiosa fotografía suya, a los cinco años, vestido de verde olivo, junto a Raúl Castro (ver fotografía principal).

Desde 2003 ha sido acusado de desvío de fondos, tráfico de tabaco y de ser parte de una red que ayudaba ilegalmente a sacar ciudadanos cubanos de la isla, aparte de numerosas detenciones y presidios por protestas públicas.

Su mujer e hija viven actualmente en Miami, desde donde han solicitado auxilio internacional sin ser escuchadas.

Desde el 15 de junio de este año, Almeida inició una huelga de hambre que lo tiene seriamente debilitado, como bien explica él mismo a La Tercera desde La Habana.

"He bajado 15 kilos. Pero el peor de los muchos síntomas que siento y padezco, continúa siento la condena que me impide abrazar a mi familia y tener acceso a una atención médica especializada. No hay razón para tal capricho, no he cometido un delito, a mí nunca se me ha juzgado y no tengo antecedentes penales", comenta.

Tras enterarse del asilo ofrecido por Chile al periodista José Ubaldo Izquierdo, su familia contactó a Walker.

"Tenemos un gran problema: él no es un preso de conciencia", dice el senador, quien pedirá al canciller Alfredo Moreno recurrir a su par español, Miguel Ángel Moratinos, el único interlocutor que las autoridades de la isla parecen estar dispuestas a escuchar.

Hasta el minuto, las gestiones con la familia de Almeida las ha llevado el director de Derechos Humanos de Cancillería, Miguel Ángel González, quien pidió a la hija de Almeida concurrir al consulado chileno en Miami.



http://diario.latercera.com/2010/08/01/01/contenido/pais/31-34096-9-cancilleria-y-senador-dc-gestionan-asilo-de-emblematico-disidente-cubano.shtml



Share/Bookmark