Sunday, November 7, 2010

CON DIOS Y CON EL DIABLO

                               Cartel : Rolando Pulido

CON DIOS Y CON EL DIABLO

Hacer el papel de Jinetero desde la posición de Cardenal, creo que es más fácil por el nivel de acceso que posee a todas las instancias e instituciones del país.

El Arzobispo de San Cristóbal, La Habana Jaime Lucas Ortega y Alamino lleva más de 46 años al servicio del régimen cubano. Desde los más creyentes hasta los menos creyentes conocen de la actitud pasiva, evasiva y de la casi nula ayuda, que ha entregado a la verdadera libertad de los cubanos. El Cardenal ha sido el personaje protagónico en los últimos meses, en las negociaciones de la excarcelación de parte del grupo de los presos políticos de la causa de los 75, de la desafortunada primavera negra. Ha sido el mensajero directo del régimen cubano con el gobierno español, con la comunidad europea y con la administración del presidente Obama, como si fuese el ministro de relaciones exteriores ó el representante de una organización “humanitaria”, sus servicios ya fueron cobrados, una lujosa instalación : “El nuevo seminario católico en la Habana”

Ocurre, (que el Cardenal se olvida) que para muchos buenos cubanos se nos he prohibido olvidar y es por ello que le traemos sus propias palabras del  2 de junio del 2003, durante una conferencia sobre el presente y el futuro de la Iglesia Catolica en Cuba:

Cardenal Ortega: la Iglesia no es ni será “partido de oposición” en Cuba


LA HABANA 2 Jun. 03 (ACI).- Durante una conferencia sobre el presente y el futuro de la Iglesia en Cuba, el Cardenal Jaime Ortega y Alamino señaló enfáticamente que la Iglesia en Cuba luchará por sus derechos, pero no se convertirá nunca en “partido de oposición”.


Ante numerosas preguntas en la línea del papel que la Iglesia en Cuba debería jugar en el ámbito político, el Purpurado cubano señaló: “Primero Cristo, su anuncio. Primero el encuentro de nuestros hermanos con él. Lo demás fluirá empujando hacia adelante la historia”. “La clave es la reconciliación”, dijo el Cardenal.

Entonces el Cardenal en el nombre de la Iglesia actúo como religioso ó como representante del régimen cubano, es decir el régimen opositor a la libertades de derechos cívicos y humanos.

Los que sabemos quien ó quienes han sido los verdaderos protagonistas de la liberación de algunos de los presos políticos, no tenemos por que resactar la actitud cómplice del Cardenal.

La valentía de las Damas de Blanco, la muerte del opositor Orlando Zapata Tamayo , la huelga de Guillermo Fariña, la heroica madre de Zapata; Reina Luisa Tamayo; con su denuncia diaria, junto a su valerosa familia y la actitud contestataria y de desobediencia cívica de verdaderos héroes cubanos en el oriente , centro y occidente de la isla, la denuncia del exilio cubano y el apoyo de cientos de miles de ciudadanos (no cubanos) que apoyan nuestra causa.

Todo esos factores fueron los que han mantenido en Jacque el régimen cubano, los que han presionado para que hoy por hoy el régimen este contra la pared.

En cualquiera de los casos debemos refrescarle al Cardenal , como dicen mis buenos amigos : Prohibido Olvidar.

El Cardenal ha elegido su propio destino y con ello pone en peligro el verdadero papel de la iglesia católica en la sociedad.

Esperemos que Dios se apiade de su alma y lo perdone, por que no se puede estar con Dios y con el Diablo. Si puede tener algo por seguro, nosotros no somos Dios .

Escribía nuestro apóstol José Marti: “Se aborrece a los viles, y se ama, con las entrañas toda, a los hombres pudorosos y bravos“.

Así reflexiono y valoro nuestro entorno.

Saludos


Lázaro Daniel
6 de Noviembre del 2010

http://www.aciprensa.com/Cardenales/ortega.htm

Share/Bookmark