Friday, October 14, 2011

LA LIBERTAD CUESTA MUY CARA…



                                            Foto: Guillermo O. Pérez

LA LIBERTAD CUESTA MUY CARA…

Las relaciones diplomáticas entre el régimen de la Habana y Washington están repletas de muchas incongruencias, de muchos baches históricos; diría más; de muchas intrigas y secretos entre las altas esfera de ambos gobiernos.

La reciente  liberación del espía  de origen cubano-americano René González, ha dejado aun muchas preguntas sin respuestas.

Los defensores del régimen opinan que tanto René González como el resto de sus “compañeros de lucha”, (para ellos los 5 héroes) están injustamente encarcelados en los Estados Unidos; según estos; estaban luchando contra los terroristas de origen cubano radicados en el sur de la Florida.

Por otro lado para las leyes Federales de los Estados Unidos y del Estado de la Florida, René González y sus colegas, miembros todos de la red avispa, son espías cubanos al servicio de la dictadura y son responsables de la muerte de 4 jóvenes miembros de la organización hermanos al rescate,  abatidos en pleno vuelo por los aviones Mig de las FAR de Cuba. Para los familiares de las victimas asesinadas, para el exilio cubano tanto dentro, como fuera de los Estados Unidos, así como para  la diáspora cubana diseminada por todo el planeta, René González y sus colegas, son  terroristas al servicio de los Castros.

Se especula a través de diferentes fuentes y medios de comunicaciones que esta liberación representa un paso de avance de la administración de Barack Obama para con las relaciones que vienen manteniendo desde hace tiempo con la Habana, con el propósito de que liberen al  subcontratista estadounidense,  Alan Gross de 62 años de edad, encarcelado y procesado en Cuba desde hace casi dos años. por supuestas actividades de espionaje, que hasta el momento , el régimen no ha podido demostrar con pruebas contundentes que lo incriminen, y que a diferencia de los cinco espías que cumplen largas condenas en cárceles estado unidence , se les comprobó  que estaban realizando actividad de espionaje al servicio de otra  nación extranjera, así también se establecieron sus vínculos directo con los sucesos del derribo de la avioneta de hermanos al rescate que causo la muerte a los jóvenes activista de esa organización anticastrista.

Ahora bien, mientras es liberado el espía cubano-americano René González por la actual administración norteamericana, aun se mantiene en prisión en los Estados Unidos otro cubano americano, luchador anticastrista y exjefe de la organización  Omega-7 -Eduardo Arocena, quien cumplió sus 68 años de edad el pasado 26 de febrero y 28 año de una larga condena de la cual se declaro culpable y a pesar de que a raíz de la desclasificación de documentos se pudo conocer de que el mismo no asesino a nadie, que jamás fue juzgado por eso, aunque si fue sentenciado presuntamente por intentar modificarle la salud al canciller del régimen castrista en las Naciones Unidas, en ese entonces Raúl Roa, así como también se le sanciono por posesión de armas y otros útiles necesarios para llevar a cabo el tipo de lucha que se llevaba por esos tiempos, donde no existía la vía pacífica en ninguno de los dos bandos, vía pacífica que se utiliza en estos tiempos modernos por parte del exilio cubano, no tan así de parte del régimen de la Habana quien continua sumando cargas en sus hombros por más crímenes a través de la constante represión contra la oposición y disidencia interna, según el propio Eduardo Arocena (quien es declarado preso político) su mayor delito, fue el no colaborar con las investigaciones en ese entonces, así como declararse culpable de todos los cargos que se le imputaron, sin involucrar a nadie más y contestar de forma contundente al juez Robert J. Ward antes de ser sentenciado.

El ex presidente George W. Bush tuvo la oportunidad de extender un indulto de perdón a Eduardo Arocena, al finalizar su mandato y declino los cientos de miles de peticiones que le hicieron llegar de diferentes partes del mundo, incluyendo la de los congresistas cubanos americanos del estado de la florida y el ex senador Mel Martínez, cediéndole al actual presidente la posibilidad, quien hasta el momento no se ha pronunciado al respecto.

Detrás de todo este juego político nos cabe preguntar:

A qué obedece este estrambótico mejunje, entre las administraciones norteamericanas y el régimen de la habana?

ó tal vez nos preguntaríamos:

Que le sabe el régimen de la habana al gobierno estados unidence, que estos últimos no son capaces ni de ofender ó rozar con un pétalo de rosa a los mismos?

Cualquiera que sea la respuesta, no nos extrañaría mucho.

No obstante quedan muchos acertijos y tela por donde cortar que en su momento irán apareciendo y es muy posible (y prefiero equivocarme) que en ese entonces los que les correspondan escribir al respecto lo analicen como un episodio más de la historia entre las dos naciones sin mayor importancia, los militantes comunistas de cuba, visitando Disney Word con sus familiares y los verdaderos exiliados cubanos sin poder ver su patria libre y soberana del yugo de los Castros & Co.

José Martí expreso: “La libertad cuesta muy cara, y es necesario, ó resignarse a vivir sin ella, ó decidirse a comprarla por su precio”

Así valoro y reflexiono sobre nuestro entorno

Lázaro Daniel
13 de Octubre del 2011