Sunday, May 13, 2012

THE BEST MOTHER (LA MEJOR MADRE)



THE BEST MOTHER (LA MEJOR MADRE)

Cerca de dos meses sin publicar un artículo.

Hoy son tan necesarias las letras, como ese hermoso 6 de octubre del 67, fecha en que me trajiste a este mundo, con todo el amor, la bondad y los deseos que te caracterizan.

Ayer en la noche, acostado en mi cama de Ébano; la misma que me sostiene en brazos de Morfeo; volé hasta el cielo que te protege, allá en tierras lejanas de Chile. Solo deseaba verte dormir, acariciando tu dulce almohada, tal como acaricias a tus 5 cachorros. Te veía y me preguntaba qué tan lejos se puede estar de la persona que hizo el milagro a través de Dios y entrego  vida a otros seres.  En ese viaje recordaba muchas anécdotas, conversaciones, momentos únicos que no tienen precio monetario, pero si un inmenso valor espiritual. Pensaba como he podido sobrevivir casi 7 años desde la última vez que nos vimos? No tenía respuesta. La distancia y el inmenso amor que siento por ti han logrado ser amigos, se han puesto de acuerdo para lograr una concentración y control de mis emociones.

Hoy cuando me levantaba, prácticamente en la tarde, aun no sabía si llamarte, escribirte, hacer un video-conferencia, realmente no sabía. Aun no lo sé, si esta carta será ó no lo que dentro de mí sucede. No valen todas esas acciones si no te tengo a mi lado. El tiempo corre y corre de prisa y hemos dejado de disfrutar juntos, de montarte en una moto como solía hacer y llevarte de viaje por caminos desconocidos, donde el aire fresco, el sol, la lluvia y la naturaleza que nos rodeaban eran los únicos testigos de lo feliz que nos sentíamos juntos.  Aun no sé cuando nos podremos ver, solo pienso en cómo será y en donde será. La ausencia de mi padre, me ha convertido en un ser aun más sensible y sentimental de lo que era. Sé que tu presencia me dará más estabilidad, más seguridad y llenare de mucho más amor mi corazón y felicidad mi existencia.

Ya sabes que no soy perfecto como lo creías, pero no he dejado de ser ese niño mimado, juguetón, cariñoso, espontaneo, humilde y amoroso que siempre conociste. Te confieso, que aun así, soy feliz a mi manera. Estoy viviendo mi propia vida y no la que otros desearan que viviera por los falsos conceptos de moralidad.

Lograr escribir estas líneas que pudieron ser no escritas, han sacado dentro de mí, lagrimas que no empañaran un hermoso día como el de hoy “Día de las Madres”, servirán para limpiar el camino que nos llevara a reencontrarnos.

Buscando en el cajón de recuerdos encontré este poema que te dedique hace 21 años, espero que llene tú corazón de mucha felicidad tal como lo logro hacer, cuando aun mi cabellera no peinaba de blanco.
MADRE

Tengo voluntad y dignidad,
para evocarla en mis sueños.
Muchos son los días que pasan
Y no la veo como antes.

Si amor post-morte he de dar
Pues ese será para usted,
que ha sido alma inspiradora
en mis sueños y deseos realizables.

Amo su sacrificio, como los días
Que precedieron mi nacimiento.
Gracias por darme la vida que poseo
Y no otra por orgullo propio

Ladagoval
Mayo 04, 1991

Con este poema, con estas líneas, con toda mi energía positiva y con todo el amor que existe en mi corazón te deseo lo mejor de este mundo y solo le pido a Dios y todos los santos que ilumine tus pasos y que te entregue mejor salud cada día, que la paz, la tranquilidad y la prosperidad llenen tu existencia de mucho amor y felicidad.

Nota:

Ah!!! Sabes que los cinco somos bien amoroso contigo, cada uno con sus característica, tal vez esta es la carta que todos hubiésemos querido escribirte, todos juntos aportando una palabra cada uno en su estilo y sobre todo con mucho amor. Te contare algo que jamás te he dicho. Nuestro padre en cierta ocasión sentado en su mesa de la sala, preparando los cucuruchos de maní que luego él vendía para poder darnos de comer a todos, hablando de ti, me dijo: Si algo estoy tranquilo y orgulloso, es que su madre es una santa y les dí la mejor madre de este mundo a ustedes… por lógica ese día estuve llorando a su lado. Si nuestro padre hubiese estado en nuestro mundo, hubiese sido el primero en felicitarte y regalarte un cucurucho del mejor maní que tostaba…

Solo me queda decirte que: Todos te adoramos Mamá

Tú hijo

Ladagoval

13 de Mayo del 2012