Friday, October 26, 2012

¿HAY DEMOCRACIA EN ECUADOR?




¿HAY DEMOCRACIA EN ECUADOR?

Por : Tony Cortes, realizador y host de tv

ECUADOR, 2006-2012   GOBIERNO DE RAFAEL CORREA

  A diario me llegaban los mensajes pidiendo ayuda. Siempre me preguntaba lo mismo ¿Por qué Ecuador?  ¿Por qué los cubanos se escapan para Ecuador?  Las historias seguían lloviendo y eran terroríficas como sacadas de una película de acción, crimen y xenofobia. Decidí  entonces viajar con un equipo de grabación para documentar todo lo que estaba sucediendo en la mitad del mundo y exponerlo en un espacio televisivo llamado Sobre Mis Pasos en Ecuador. Así comenzó  la investigación sobre el trasiego de los compatriotas por el país de Eloy Alfaro.

Los cubanos en su afán de escapar del régimen van a donde sea, donde se habrá una rendija, sea cual sea. Rafael Correa sabe esto y sin embargo permitió y alentó la migración cubana, negándose luego el derecho a la legalización y estableciendo hoy mecanismos, en total complicidad con los Castros, para perseguir, apresar y deportar a todos los ilegales.

Este naciente dictador, graduado de la Universidad de Illinois en Estados Unidos, con su sonrisa macabra repite, paso a paso, el esquema de su profesor y guía Fidel. Las noticias de persecución a los cubanos, en el casualmente llamado barrio la Florida en la ciudad de Quito y el conocimiento de que al menos 10 emigrantes cubanos han muerto en su intento de cruzar a Panamá por la boscosa frontera colombo-panameña, nos hace seguir y no parar en nuestro trabajo para dar a conocer al mundo lo que sucede. Un cubano pereció ahogado en un río de la provincia de Darién; ya hasta cementerios de cubanos hay por todas las fronteras. Otros simplemente desaparecen y sus familiares en Cuba o en USA desconocen  donde yacen sus seres queridos. Para comprender esta otra cara de la odisea cubana hay que investigar y analizar quien es  Correa y que hace con su propio  país.

Este es el resultado de nuestro trabajo investigativo y el guion del documental realizado:

  El 30 de septiembre de 2010, el Presidente se enfrentó a la Policía Nacional del Ecuador, que exigía respeto a sus conquistas laborales. Hubo 5 muertos y 200 heridos. El Gobierno aprovechó la situación para acusar de conspiración a opositores, medios de comunicación y policías. Las declaraciones del Coronel Carrión, Director del Hospital donde se sucedieron los hechos, enfurecieron a Correa

Como es lógico lo que dice el dictador se cumple,  El Coronel Carrión, fue apresado de inmediato por la pública rabieta presidencial, se le acusó de magnicidio.

 Fueron 116 días en  prisión para el coronel el cual se defendió en público proclamando su inocencia

  A los siete meses, Carrión fue liberado, como debe ser en los países donde existe la justicia y se respeta la libertad de expresión pero el Gobierno presionó, y los jueces que ordenaron la libertad del Coronel, fueron destituidos.

LA  VIOLACION A LA LIBERTAD DE PRENSA se acrecentó

  Por el artículo de opinión titulado “No a las mentiras”, del periodista Emilio Palacio que critica la orden de abrir fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente, Correa demandó al periodista y al diario El Universo, por calumnias en su contra, exigiendo como resarcimiento 80 millones de dólares y prisión para los acusados. 

  En el juicio, no se respetó el debido proceso, se agredió físicamente a los acusados y se evidenció la subordinación de ciertos jueces ante el ejecutivo. El juez suplente Juan Paredes, dictó una sentencia “flash” de 156 páginas en base a un expediente de más de 5,000 fojas, en tan sólo dos días; favoreciendo a Correa con $ 40 millones de dólares y condenando a Palacio y a los Directores del diario a tres años de prisión.

 El asambleísta César Montúfar denunció y comprobó que el juez Paredes, no redactó la sentencia, sino Guttemberg Vera, el abogado del Presidente. La jueza Mónica Encalada, declaró que Vera ofrecía $ 750 mil dólares al juez que firmara la sentencia condenatoria contra el diario El Universo y mediante videos grabados a Paredes, comprobó la manipulación del proceso.

PROSELITISMO POLÍTICO CON BIENES PÚBLICOS

La primera víctima de Correa fue el diario El Telégrafo al que lo ha subordinado a ser la resonancia de su partido y su Gobierno. Luego siguieron muchos casos más.

USURPACIÓN DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN PRIVADOS

  Estrategia clara el Gobierno, la de monopolizar la opinión, se delató la noche del 8 de julio de 2008, cuando con un descomunal operativo militar, usurpó TC Televisión y Gamavisión, canales de los empresarios Isaías que juntos abarcan más del 50% de la audiencia nacional. Esta ilegal confiscación fue tramada por Correa y su interventor Carlos Bravo conforme lo prueba esta grabación telefónica.

 CONVERSACIÓN SECRETA ENTRE CORREA Y CARLOS BRAVO:

“Carlos, dictaste la resolución para 58 empresas más?

“Pero estás seguro que hay participación accionaria de los Isaías?.

Totalmente seguro…

“Bueno mira…jajajaja. Mira si por eso podemos ser miembros del Directorio…

“Así es..Perfecto…maravilloso..!

“Mírate los estatutos!”.

 El Ministro de Finanzas de Correa, Fausto Ortiz, se negó a ser cómplice del inmoral hecho y denunció públicamente que se falsificó el “Acta de Incautación” con la que se procedió.   

 El 15 de enero de 2010, tres conjueces de la Corte Nacional de Justicia, confirmaron que los hermanos Isaías no cometieron peculado. Acto seguido el oficialismo los defenestró, fueron enjuiciados y prohibidos de ejercer cargos públicos de por vida.

El mismo juez Merino que confirmó el fallo del Diario El Universo, dictó el 11 de abril de 2012, sentencia condenatoria contra los empresarios Isaías, permitiendo a Correa seguir usando los canales confiscados TC y Gamavisión, a su favor. No se explica cómo Merino conoció en tan solo un mes, un caso que lleva 13 años, que paso por 54 jueces y que tiene 30 mil fojas.

ATAQUE SITEMÁTICO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

 El alumno del dictador Castro se expresa en todas y cada una de sus a locuciones al pueblo de esta manera:

“Esta es la prensa corrupta… Farsantes!. Sinvergüenzas!. Pura basura!. Son unos hipócritas!. Pura porquería!  Esa carroña…Deshonesta. Corruptos! Sicarios de tinta!”

 Los periodistas Jorge Ortiz y Carlos Vera tuvieron que renunciar a su labor en las cadenas televisivas privadas, por presiones gubernamentales. Mediante grotescos spots, el oficialismo los descalificó públicamente así como a otros comunicadores, a opositores, y a ex Presidentes de la República.

 Funcionarios del Fideicomiso AGD, entidad dirigida por el primo de Correa, ingresaron con cinco patrullas de la policía de élite, a las oficinas de la revista Vanguardia, aduciendo incumplimiento de pago del arriendo y secuestraron 25 computadoras. 
  
 El Presidente enjuició por “daño moral” a los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita por la publicación del libro El Gran Hermano, en la que se afirmaba que el Presidente conocía de los contratos que mantenía su hermano Fabricio con el Estado por 657 millones de dólares. 

FABRICIO CORREA: “Rafael todo sabía!”, dijo en una entrevista. Eso también le costó a él y a su partido, de cara a las elecciones, donde su hermano menor no ceja en el empeño de desprestigiar a su gran hermano.

Correa se justifica para poder operar a sus anchas y tratar de confundir al pueblo diciendo: “Pero mientras más nos ataquen, más medidas tomaremos, les callaremos la boca. Hay que legislar para sancionar a los periodistas corruptos”.

  La Ley de Comunicación del régimen de Correa es atentatoria contra la libertad de pensamiento y expresión contempladas, en la Constitución y en los tratados internacionales, porque otorga super poderes a un Consejo regulador conformado por una mayoría 
gobiernista, con el fin de silenciar a los medios críticos o que denuncien actos de corrupción.

  La acumulación de medios de comunicación públicos es otra estrategia antidemocrática de Correa para evitar el debate público, aplacar a la crítica y la fiscalización, esconder la corrupción y perpetuarse en el poder.

  Acaparar los poderes del Estado, manipular a su antojo la justicia, los medios; reprimir, enjuiciar, atemorizar son estrategias que le conducen a su objetivo de fondo: el poder total.
Correa aclara públicamente con toda la prepotencia del mundo:

  “Que el Presidente va a meter las manos en las Corte ¡pero por supuesto que las vamos a meter!

  Mediante un proceso manipulado y cuestionado, se ha conformado una nueva Corte Nacional de Justicia con jueces cercanos al partido de Correa y obedientes al Gobierno y con su famosa frase  acentúa:

  “Hay perdón, pero no olvido”. Si, Sr Correa no vamos a olvidar, ni los ecuatorianos ni aquellos que respetamos la democracia en el mundo.

  Luego del mediático perdón al diario El Universo, los jueces alineados a Correa, advirtieron que la sentencia deja un precedente, atemorizando así a medios y periodistas.

  Un oscuro panorama ensombrece el futuro del Ecuador, dominado por un régimen antidemocrático e irrespetuoso  de los derechos y las libertades y dedicado a acaparar el poder total.

Un gobierno con amigos peligrosos como los Castros, Hugo Chávez, Evo Morales, Ortega,  que negocia con Irán y llora al ajusticiado Gadafi, es el escenario a donde nuestros compatriotas han llegado luego de escapar de la isla en busca de libertad,   democracia y mejores condiciones de vida. Pero me pregunto, y es ese el objetivo de mi último documental… 

¿HAY DEMOCRACIA EN ECUADOR?

Tony Cortes, realizador y host de tv