Thursday, November 22, 2012

¿INEXISTENTES LOS CRÍTICOS DE TEATRO EN LAS SALAS DE MIAMI?

                                                                            Wilson Blass


¿INEXISTENTES LOS  CRÍTICOS  DE TEATRO EN LAS SALAS DE MIAMI?
Por: Wilson Blass

En un paréntesis por la ciudad del Sol, Miami, me di a la gratificante tarea de reencontrarme con varios compañeros actores, productores y directores para conocer los recientes acontecimientos sobre mi mayor pasión… el teatro. 

En opinión unánime todos coincidieron en el poco o inexistente apoyo de los medios de comunicación masiva y críticos en las salas de teatro, lo que hace más difícil promover los eventos, complicándose con los altos costos de producción y auspicios  que imposibilitan subir a escena obras de optima calidad.

Un arte que pocos tienen el conocimiento en su entorno general y por consiguiente, la ignorancia del medio ambiente que les rodea para vanagloriarse en su súper ego, frustraciones  artísticas, asimismo, van sumergiéndose en la recreación de sus fantasías  y por consiguiente, cursis   exhibiciones como marionetas carentes de sensibilidad histriónica con el único fin de llamarse actores y directores.   

MIAMI PLATAFORMA DE PIEZAS TEATRALES ALGUNAS BUENAS Y OTRAS BOCHORNOSAS…

 Tal fue el caso de: TRAICION, bajo la dirección de Josvani Medina. Art Spoken sirvió de plataforma de esta obra que  lamentablemente y sin medias tintas tengo que catalogarla de desacertada de principio a fin… mala dirección, insensibilidad de los noveles aspirantes actores que lanzaban sus dialogas a diestra y siniestra, carentes de emociones.  En una sola frase… DESASTRE TOTAL.  Alejandro Gil, podría decirse fue el único sobreviviente ante  tal torbellino, que aunque confrontó problemas de dicción, no obstante, podría decir es un diamante en bruto… sin pulir. Asimismo, Armando Naranjo, estuvo carente de emociones, lineal, desplazamientos mecánicos, voz engolada, en fin desafortunado.  Bueno… siempre he dicho que del fracaso se aprende. Perseverando se llega al  éxito. 

LECHUGA  del dramaturgo cubano Jorge Carrigan, dirigida por Alba Raquel Barros y producida por Carlos Fontane quienes también protagonizaron la pieza, dio comienzos a las 11: am en Microteatro.  De repente aparece el veterano actor puertorriqueño Carlos Fontane, en su rol de hombre destruido física y moralmente al mismo tiempo que su esposa lucha incasablemente por su obsesión de comer lechugas, y no es para menos pues, su mujer (Alba)  presenta un cuadro sicopático de instintos criminales.
15 minutos bastaron para que Barros y Fontane demostraran sus talentos y conocimientos actorales. 
Por su parte Alba Raquel, tuvo una dicción impecable contrario a Carlos que ocasiones no pudo mantener el ritmo que requiere este complicadísimo arte.  Sin embargo, los gestos, desplazamientos, colores de voces de Fontane fueron muy acertados y jocosos.

TANTO CARLOS COMO ALBA DEMOSTRARON VETERANIA EN EL QUEHACER TEATRAL
Para mi gusto todas las obras deberían extenderse a media hora, para evitar  atropellarlas y por ende, que no pierdan la perspectiva el mensaje de autor. 

ORGIA... SENCILLAMENTE ¡MARAVILLOSA!
Pocas  veces una pieza teatral miamense me ha cautivado como lo fue el caso de ORGIA, dirigida por Juan Roca en las facilidades del Teatro Habana Fama.  La obra estaba pauta para comenzar a las 8:30 pm sin embargo, no fue hasta las nueve que hicieron el llamado, lo que me incomodó por su impuntualidad en este tipo de eventos. Tal malestar desapareció minutos más tarde al encontrarme con una producción visiblemente plasmada de detalles que nos trasladaban  al verdadero quehacer teatral. Una producción exquisita, que combinaba el  musical de Broadway “Les Miserables” y de la película “Pirates of the Caribbean”,  perfectamente ajustados al espacio; acompañadas de  arriesgadas coreografías en el  segundo nivel.

PROFESIONALISMO Y DEDICACION
Todo el equipo de producción fue cómplice para que esta pieza se luciera como lo hizo, comenzando con el director, Juan Roca, escenografía de Alejandro Galindo, maquillista, Adela Prado, vestuario  por Ángel Lucena, fotos por Miguel Pascual, actores Ángel Lucena, George Riverón, Fernando Vieira, Tamara Melián Y Myriam Amada dieron vida, emociones y dominio profesional en cada uno de sus roles.

Aunque Orgía…  es una obra del género del absurdo, cabe mencionar que es una pieza para  un público selecto,  asimismo, no tradicional. El titulo sugería escenas grotescas, pero para mi sorpresa el buen gusto, experiencia del director nos hizo ver que todo ello era innecesario. Hubo unas escenas de desnudos muy bien analizadas que no rayaron en pornografía.  El  peso mayor estuvo centrado en la actriz Belkis Proenza, quien  cautivó  con su sola presencia.  Definitivamente GENIAL.

Hubo momentos jocosos,  arrancando risas del público, pero… el momento crucial fue el final, con la muerte de la madre (Proenza), su hijo mudo interpretado por la actriz, Tamara Melián  logra pronunciar unas palabras que hicieron brotar las lágrimas a más de uno de los allí presentes.

A los amantes de este arte, los invito a apoyar al teatro. El desarrollo cultural es importante… engrandece a los pueblos.

Lechuga

Orgia

Traición