Friday, December 28, 2012

Utiliza Cuba chantaje consular en Chile contra ex integrante del staff de Fidel Castro






Miami (18 Dic). Cuba continúa ejerciendo el chantaje consular contra sus ciudadanos que residen en otras naciones pero que, por su preparación, nivel económico o status social pueden ser convertidos en agentes de inteligencias que les sirvan para espiar   a personas, grupos ideológicos o compañías de interés operativos de La Habana.

Esta práctica se ha agudizado en naciones latinoamericanas que guardan simpatías con el régimen de los Hermanos Castro. El caso más reciente es el Ernesto Lloret, ex integrante del staff de Panadería y Repostería del Comandante en Jefe Fidel Castro, quien se encuentra con su familia varado en Chile donde es   sometido a un sinnúmero de inexplicables presiones políticas del gobierno de esa nación para que abandone el país.

Lloret denunció a través del programa televisivo de Tony Cortez, Punto Final, de Miami, que de manera sorprendente su estancia en Chile se volvió un infierno luego que el Consulado Cubano en Santiago de Chile le planteara directamente la necesidad de usar su perfil para penetrar a dos personas, al parecer de origen cubano y con una intensa labor ideológica contra el castrismo, que estaba resultando molestas para La Habana por su acción ideológica en esa nación sudamericana.

La negativa del empresario cubano de aceptar convertirse en espía de La Habana le ha traído automáticamente   presiones oficiales chilenas para que abandone el país.  Sorpresivamente, afirmó Lloret, recibió una orden de deportación voluntaria emitida desde el Palacio de La Moneda, cuando en verdad, esta categoría no existe oficialmente en Chile ya que las autoridades de inmigración solo contemplan la deportación forzada para los casos de extranjeros que violen la ley o cometan algún crimen grave.

El ex panadero y repostero oficial de Fidel Castro denunció que  las autoridades chilenas lo acusan de que  llegó a ese país gracias a unas visas compradas  lo cual no se explica ya que  posee como pruebas  irrebatibles los pasaportes de  él y su familia que cuentan con visados  múltiples oficiales   a la unión Europea, Perú Argentina y luego Chile  a los cuales visitaba por su trabajo, primero como trabajador oficial del Consejo de Estado cubano y luego como miembro de una compañía extranjera.
El chantaje y las presiones han sido tales que me han bloqueado mis tarjetas de crédito y Rut, así como un dinero que me enviaron para sobrevivir esta odisea y me negaron renovar mi cédula de identidad lo cual impide que mis hijos re matriculen en la escuela, explica.

Los problemas con las autoridades chilenas lo obligaron a abandonar su trabajo pero a pesar de tener seguro de cesantía con más de 450 mil pesos, fondo de pensiones de extranjeros   por casi dos millones de pesos y seguros médicos, estos no funciona debido a que las autoridades le  tienen bloqueadas sus  tarjetas de créditos y una tarjeta Rut.

El Costo de negarse a la Inteligencia Cubana.

Según Lloret, su vía crucis es el resultado de la complicidad de las autoridades chilenas con el consulado cubano que decide a quien aniquilar con métodos como la agonía, el stress y la presión social o a quien permitirle una estancia en la nación andina.

Cuando yo fui al consulado a tramitar una visa a Europa, el cónsul de mi país ya me tenía un expediente armado y un trámite de rutina se convirtió en una reunión de reclutamiento, advierte.

Se presentaron dos funcionarios del ministerio de Relaciones de Cuba (MINREX), uno de ellos yo lo había visto en el primer anillo de seguridad del ex presidente Fidel Castro, dijo. Me dijeron que me necesitaban para penetrar a dos importantes objetivos.  Por mis relaciones de trabajo, mis influencias y mi profesión de ser maestro repostero que trabajé directamente para Fidel Castro, se me crearía un perfil atractivo en las redes sociales que atrajera a los contactos que ellos querían monitorear no solo en sus acciones y fotos sino en sus expresiones e ideología contra el gobierno oficialista cubano, argumento el exiliado cubano.

Ernesto Lloret ha logrado una representación legal de un abogado de inmigración, pero el caso se ha politizado y cuenta con la negativa y pruebas amañadas del gobierno chileno, lo cual anticipa que será muy difícil solucionarlo.

Lloret espera que la opinión mundial   presione a las autoridades del país andino a que aplique la justicia y no los caprichos del gobierno de La Habana.

Nota: Esta información fue posible gracias al programa punto Final de Tony Cortes en Tele Miami.