Saturday, June 7, 2014

SAN AGUSTIN: Padre Félix Varela, José Martí y la Patrona de Cuba



SAN AGUSTIN: Padre Félix Varela, José Martí y la Patrona de Cuba
Por Lázaro Daniel (Ladagoval)


En mi primer viaje a los Estados Unidos en febrero del 2006 pude conocer a través de mi familia y amistades de la existencia de una vieja ciudad localizada al noreste del estado Florida, su nombre St. Augustine. Planifique en múltiples ocasiones un viaje para conocer la misma y todos fueron infructuosos, hasta que el pasado 24 de Mayo se realizó.

Muchas anécdotas bellas había escuchado de la ciudad encantada de St. Augustine, lo que nadie me había narrado son tres grandes sorpresas que nos llevábamos: La primera fue en el patio de la Escuela de madera más antigua en los Estados Unidos, un arbusto dedicado a nuestro Apóstol José Martí, con nuestra Bandera Nacional ( me traslade a esa época en que José Martí se reunía con los cubanos y ultimaba detalles para la operación de la Fernandina y detalles sobre la guerra necesaria), la segunda ocurrió cuando asistimos a misa en la Catedral, Basílica de St. Augustine “The first Parish”, donde en una de sus dos capillas se encuentra una réplica de la imagen de nuestra Santísima Caridad del Cobre (Patrona de Cuba), que fue donada por el difunto y entonces Monseñor de la arquidiócesis de Miami, Agustín Román y la tercera sorpresa se encuentra en uno de los patios de la Catedral, una estatua erigida al Padre Félix Varela (Quien unió ciencia y consciencia y enseño a pensar a los Cubanos, su mayor trinchera fue la reflexión) y quien tuvo una presencia importante en St Augustine ( lejos de sus lazos sanguíneos con su abuelo paterno Don Bartolomé quien fue un alto oficial de la Corona Española en la que fue la primera Ciudad de los Estados Unidos), y auspicio misas en esta importante Catedral.

No es coincidencia que nuestro Apóstol escogiera las ciudades San Agustín en Florida y Baracoa en el oriente de Cuba, la primera ciudad fue creada en Cuba y la segunda en los Estados Unidos, descubiertas en el 1492 en el caso de Baracoa y en el 1565 en San Agustín, durante el periodo de la colonización.

Martí se encontraba exiliado y comprometido con la causa cubana prepara envíos de armas hacia la isla, rendir tributo en la tumba del Padre Varela, se reúne con cubanos y extranjeros cooperantes simpatizantes con la causa Cubana, participa en la impresión y lanzamiento de sellos y monedas, en la creación de la Republica Cubana y es elegido por los delegado como su Presidente.

Es por ello que parte de la historia de St. Augustine se encuentra ligada a la historia de nuestra patria, la presencia activa del Padre Varela y luego de su muerte, el legado que dejo y que José Martí de alguna manera se nutrió del mismo., por otro lado la presencia de nuestra patrona de Cuba entregada en vida por un gran ser humano como lo fue el Monseñor Agustín Román, nos deja claro que nuestra patria y la ciudad de San Agustín (Florida), no le valen sus fronteras, ni millas de distancia, porque son manjar que la historia nos regala a todos los cubanos amantes de la paz, la concordia, la felicidad y el amor.

Este no fue un simple viaje de placer, fue un encuentro necesario con nuestro pasado, una reflexión profunda del presente y una ferviente evocación y oraciones a nuestra patrona de Cuba, para un mejor futuro, como nos enseñó a pensar el Padre Varela, y nuestro apóstol aprendió y nos mostró.

El Padre Félix Varela escribió en el periódico independentista fundado en Filadelfia “EL Habanero”: “Desearía ver a Cuba tan isla en lo político como lo es en la naturaleza, (…) Cuba no debe esperar nada de España, ni de nadie, debe liberarse por sí sola (…)”

La ciudad de San Agustín quedo atrás, a 320 millas de nuestro apartamento y esperamos regresar como lo hicieron el Padre Varela y nuestro Apóstol José Martí, en esta ocasión para celebrar en tierras de libertad el 450 aniversario de su fundación, el 8 de Septiembre del 2015.

Miami, 27 de Mayo del 2014