Tuesday, August 5, 2014

EL MIEDO INMOVILIZA, DESTRUYE Y CORROE…

EL MIEDO INMOVILIZA, DESTRUYE Y CORROE…
Por Lázaro Daniel (Ladagoval) , Ignacio Portales (Nacho)

José Martí escribió: “Ocultar la verdad es un delito”

Es evidente que el miedo inmoviliza, destruye y corroe a su paso las almas de sus víctimas.

Desafortunadamente más de medio siglo de amenazas, torturas psicológicas, mucho terror sembrado, así como un control y dominio de los pensamientos, y manipulaciones de todo tipo,   han provocado en muchos cubanos una dependencia adictiva a sus pasados, y representan y son el reflejo de una sociedad decadente, desarmada, inmóvil e inhibida.

Muchos cubanos cuando cruzaron el estrecho de la Florida, (esas 90 millas de ilusiones y esperanzas), no podían imaginarse de que sus futuros, serían el reflejo de ese pasado de crueldad, y que el presente sería el encargado de recordárselos...

Hoy Miami es parte de ese fenómeno psicológico- social.

Desafortunadamente el miedo se apoderó de muchas personas en la Capital del Sol.

Ese ombligo aún sin cortar sigue extrayendo a su antojo y saqueando las entrañas de muchas personas y a su vez continúa transmitiendo su cuota de miedo.

No importa la distancia que exista entre el pasado y el presente, el miedo se apoderó y controla a muchos, y estos tratan de distraer sus días con imágenes de televisión distorsionadas con toda la intención humana, haciéndole ver al resto del mundo, de que Miami es también la Capital del relajo, la vulgaridad, la mediocridad, la falta de educación, de cultura y de cualquier principio correcto, honesto, honrado y humilde.

La “cochambre“ y “el desparpajo” de las azoteas cubanas, se armaron con alas y volaron 90 millas para hacer sus nidos de rapiñas en este hermoso Miami.

Nos toca, a los que aún nos queda VERGÜENZA hacer lo necesario para revertir esta pandemia.

El miedo podrá seguir dañando las vidas humanas, de esos que a pesar de vivir en un país de libertad y derechos, siguen cargando con los grilletes que trajeron no solo en sus pies, sino también en sus cerebros y sus almas, pero jamás podrá controlar las almas de todos.

Ayer fue un día de esos en que confirmamos que no estábamos solos y que aun existimos seres con dignidad. Muchas personas se pronunciaron en las redes sociales contra las imágenes impactantes de vulgaridad, de desnudes física, la invitación a visitar el lugar, de bajos valores y catadura moral que nos regalo el programa TN3 del Canal América TV y que es dirigido y conducido por Carlos Otero. Programa que se ha encargado de destruir las imágenes de la religiones (llámese yoruba, Católica, etc...), así como ridiculizar a la comunidad gay-lesbiana y al público en general.

Con la utilización de un humor que dejo de ser negro, a la falta de respeto total, ayer expusieron el interior de una Discoteca nombrada “Bailo”, invitando al publico asistir a la misma, donde sin censura alguna expusieron los cuerpos desnudos de jóvenes transgéneros que se prestaron junto al reconocido transformista Alexis Fernandez-Maritriny y otros dos actores cubanos del reparto de TN3, para exhibir imágenes desagradables que lejos del horario en que fueron exhibidas, dejan mal paradas a muchas personas transgéneros y de la comunidad gay-lesbiana que han venido batallando por derechos de igualdad en la sociedad.

No se necesita ser gran experto para conocer que la necesidad de los conocidos “ratings” logran efectos negativos, contrarios a lo que una verdadera audiencia necesita para su recreación en casa.

Esperamos que la dirección de América Tv (Canal 41) rediseñen sus programas y los adecuen a las verdaderas necesidades locales y que se disculpen con su público (fundamental) de Miami por su falta de profesionalismo.

Sentimos vergüenza ajena.
Los exhortamos a todos a reflexionar al respecto y sin miedo a la libre expresión, sin temor a la verdad que será la que nos hará hombres libre como lo expreso nuestro apóstol José Martí.



Dios nos bendiga hoy, mañana y siempre!