Friday, November 7, 2014

UNA VERDAD IRREFUTABLE


UNA VERDAD IRREFUTABLE
Por Lázaro Daniel (Ladagoval)

Existe una gran verdad que hasta ahora nadie ha podido refutar, todos tenemos que pasar por ese proceso que se llama: La muerte

Unos antes, otros después...al final a todos nos toca partir del cuerpo físico que nos prestaron para pasar a otro estado…

 No importa la edad, tampoco la raza, el sexo, los estudios cursados, la preparación profesional, los cargos públicos o administrativos, no importa tu estatus social, ni cuánto dinero poseas, tampoco si fuiste malo, bueno o regular, no importa el estilo de vida que lleves, los gustos, las experiencias que poseas en tu vida, no importa tu creencia, ni el partido que milites, ni la ideología que abrazas. No importa la familia que te toco, ni los amigos y amistades que elegiste a través del paso por la vida. No importa el desarrollo tecnológico y científico. No importa tu estatus cívico, ni el moral al final la muerte nos toca, nos llega a todos.

Aún cuando somos capaces de hacer grandes esfuerzos por mantener una dieta correcta, hacer ejercicios para sostener un cuerpo físico atlético, tomar cocimientos y medicamentos de todo tipo, leemos libros y nos informamos de cuantos productos, procedimientos, tratamientos existen para salvarnos de la vejez y los achaques de esta, incluso para alargar nuestras vidas en la tierra, aun así no es suficiente porque tarde o temprano la muerte nos toca, nos llega a todos.

He perdido a muchos seres queridos, bisabuelos, abuelos, padre, tíos, primos, amigos, colegas del trabajo, etc… He visto morir muchas personas desde gobernantes, políticos, intelectuales, científicos, famosos y personas comunes…Todos pasaron por este vida, dejaron sus huellas, algunas huellas buenas, otras malas, huellas de todo tipo…Todos han tenido algo en común. Seres humanos que conocen lo que es la muerte.

De la muerte se habla en todos los lados del planeta, muchos científicos dedican horas, días, años en estudiar ese proceso…hasta el momento la única conclusión y resultado obtenido es que la muerte nos toca a todos y nos llega a todos.

Pudiera pensarse que mi reflexión es negativa y espero no lo vean así…pienso que es positiva porque me recuerdo, les recuerdo a todos que es poco el tiempo que tenemos acá en la tierra.

Es por ello que prefiero dedicar los días, los meses, los años que me queden de vida a reírle a esta, a tratar de ser feliz cada día, a entregar lo mejor de mí a mis seres queridos, a mis amigos y amistades, a dar gracias por cada día en la tierra…a ser mejor ser humano cada día que transcurra.

Yo estoy seguro que con ello no voy a evitar la muerte, pero si deseo que cuando llegue ese momento, poder llevarme espiritualmente todo lo positivo, el amor y la felicidad que pude construir, que pude edificar en mi vida…

El paso por la vida física es un proceso más, una experiencia más, los resultados de ella dependerán mucho de cada uno de nosotros, hacer y entregar lo mejor de nosotros es cuestión de cada cual, dejar una bella huella también lo es.

Una verdad irrefutable.

Hoy falleció en la Habana, a las 5 am Pablo Rosqué, (mi tío) Esposo de mi tía Fina, un ser querido más en la larga lista de los que han partido…Un paro respiratorio, le cerró su paso por la vida y le abrió a una nueva.

Una vez más he derramado lágrimas necesarias…Pablo fue un gran ser humano. Descansa en paz y que Dios te acoja en su santo seno, en su santa gloria.


Que Dios nos bendiga a todos hoy, mañana y siempre!