Thursday, December 29, 2016

La ignorancia, la idiotez y la estupidez, un mal sin cura.



La ignorancia, la idiotez y la estupidez, un mal sin cura.
Por Lázaro Daniel (Ladagoval)

Al parecer la ignorancia y los ignorantes han existido en todos los tiempos, nuestro apóstol lo deja claro en su época. 

 Me imagino que, si Martí estuviera vivo en estos tiempos, creo que volvería a morir al ver tanta "ignorancia, idiotez y estupidez junta", tantos "ignorantes", "Idiotas" y "estúpidos" tratando de ser, aparentar o practicar lo que realmente ni se acercan, de lo que justamente adolecen o carecen: Sabiduría, Inteligencia, sentido común, honestidad, honradez y humildad.

Da espanto que cuando tratas de ayudar de la mejor forma y manera, de explicar, para que comprendan las cosas diferentes resulta que el equivocado eres tú.

Precisamente eso ocurre cuando tratas de debatir con ignorantes, pierdes cualquier batalla, discusión, debate, etc., porque para hacerlo, debes bajar a su nivel y ahí desafortunadamente es donde sucumbe cualquier esfuerzo o buena acción nuestra, porque en el terreno o el patio de la ignorancia, la idiotez y la estupidez sólo logramos convertirnos en eso mismo. 

Es por ello que cada día abundan más y más...Y algunos porque no tienen remedio, pero otros caemos (y me incluyo), porque nos apasionamos con nuestra verdad, con nuestro conocimiento, experiencia, sabiduría y creemos que vamos ayudar y hacer un bien y no nos percatamos que estamos siendo arrastrado al basurero de estas personas que nos quieren convertir como ellos, para sumar más adeptos a su ejército. 

Cada día aprendo más de las personas. De todas para que quede claro.

Creo que a nuestro José Martí sólo le faltó decir: ¿Cómo matar a la ignorancia?, o sencillamente la dejo al libre albedrío nuestro.

Por ello el 2017 será un año importante para limpiarnos, despojarnos de todas esas malas vibras y energías que nos obstaculizan el camino al futuro, al desarrollo espiritual, profesional y económico nuestro. 

Los exhortos a reflexionar al respecto. 

¡Dios nos bendiga hoy, mañana y siempre!

Chicago, Illinois 
29 de diciembre del 2016